La CECRV sale fortalecida de su Asamblea en la D.O. Ribeira Sacra y el territorio recibe su apoyo unánime a la candidatura como Patrimonio de la Humanidad

La XXIV Asamblea General de CECRV, Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas, se celebraba este viernes por la mañana en Monforte de Lemos, capital de Ribeira Sacra. La cita que reúne al 98% de la representación del vino con D.O. en España ha servido para elegir nueva directiva de CECRV, siguiendo en la presidencia David Palacios de la D.O. Navarra. La D.O. Ribeira Sacra también mantiene la vicepresidencia tercera que ya venía ejerciendo.

CECRV Ribeira Sacra

La Asamblea también sirvió para proporcionar a las DDOO información actualizada sobre los principales asuntos que componen la agenda del sector, tanto a nivel nacional, como a nivel de la UE e internacional. La Asamblea constató la unión del sector del vino en España, coincidiendo en el papel que juega el vino como dinamizador económico, fijador de población y de mantenimiento del territorio en el que desarrollan su actividad. El Presidente, David Palacios, asegura que las Asambleas de CECRV sacan lo mejor de las Denominaciones en que se celebran y se refería a la experiencia en la D.O. Ribeira Sacra, “La D.O. Ribeira Sacra sabíamos que no iba a ser una más, que iba a ser diferente. Nos habéis contagiado con vuestras mencías, bruxas, vuestro paisaje. Nos habéis traído en otoño, una época mágica para que todavía brille más esta magnífica región.”

David Palacios agradecía la asistencia a la Asamblea, la más numerosa de las que ha celebrado CECRV, “Nuestras asambleas sirven para poner en valor el vino de calidad de nuestro país. Qué mejor colofón para la vendimia que venir a Ribeira Sacra a disfrutar trabajando? El trabajo bien hecho da sus frutos y como esta tierra ha puesto en valor el viñedo para después tener unos magníficos vinos es lo que pretendemos los consejos reguladores, fijar nuestro producto a nuestra tierra, a nuestra comunidad, a nuestra región, porque no se entiende un vino D.O. sin el lugar en el que se cultiva la vid. Y en el que viticultores y bodegueros le dan alma al vino y a la región. Creo que Ribeira Sacra es un modelo a seguir y un modelo de éxito.”

La Asamblea la abría el delegado de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro y clausuraba el Conselleiro de Medio Rural, José González, junto con la Diputada de Rexime Interior Promoción do Territorio e Turismo, María Pilar García Porto y la Teniente Alcalde del Concello de Monforte de Lemos, María Gloria Prada Rodríguez. Todas las autoridades alabaron el trabajo de la D.O. Ribeira Sacra en el sector del vino y como dinamizadora de un territorio que aspira a ser Patrimonio de la Humanidad. José González destacaba el papel del vino como motor de cultura, de cohesión y de futuro, “por eso griegos y romanos tenían un dios de vino.

Felicito a los asistentes por la elección del lugar, uno de los rincones más mágicos de Galicia. En la D.O. Ribeira Sacra se combina el arte de hacer vino con el cuidado del territorio, un laborioso trabajo que ha ido moldeando la tierra hasta lograr la visión que hoy tenemos de esta zona que es un paisaje vivo modificado por la mano del hombre con lo que se conoce como viticultura heroica porque tenemos viñedos en laderas con hasta 85 grados de inclinación.”

Después de que los miembros de CECRV hayan tenido la posibilidad de disfrutar de los principales recursos de este territorio, esta mañana el Presidente de CECRV firmaba con el Conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, la adhesión de CECRV a la candidatura de Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad.

Román Rodríguez destacaba la belleza e historia de este territorio que combina vino, paisaje, riqueza patrimonial de altísimo nivel. “Aquí se ve el esfuerzo humano que hay detrás y el resultado después de siglos de trabajo es este territorio. La candidatura de Patrimonio de la Humanidad va a suponer un antes y un después para Galicia y Ribeira Sacra. Esta Denominación puede ser la primera zona española con D.O. declarada Patrimonio de la Humanidad. La marca Patrimonio de la Humanidad convierte a todo lo que toca en una experiencia de grandísimo valor y todos estamos implicados en este proceso.”

Por su parte el Presidente de CECRV, David Palacios, aseguraba estar orgulloso de aportar este granito de uva para este proyecto, “que va a suponer un antes y un después en la cultura, el turismo y el patrimonio en España. El vino es embajador de este país con todo lo que aporta. Estas Asambleas nos permiten conocer in situ la idiosincrasia de cada una de nuestras Denominaciones y Ribeira Sacra nos ha enamorado. Espero que podamos brindar desde nuestras Denominaciones por esta declaración que nos ayudará a todos. Amenazamos con volver a Ribeira Sacra”.