Milagros Romero: "Al vino siempre le damos un aspecto lúdico pero detrás de él hay mucho que investigar"

En el espacio de "Vino, Cultura y Gastronomía", el programa de la D.O. Uclés para Radio Tarancón Cadena Ser, hablamos con Milagros Romero, enóloga de Bodegas Soledad.

 

Milagrps Romero / D.O. Uclés

 

En el espacio de "Vino, Cultura y Gastronomía", el programa de la D.O. Uclés para Radio Tarancón Cadena Ser, hablamos de la mujer y la ciencia, tras la celebración el 11 de febrero del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Lola Núñez, la gerente de la D.O. Uclés ha asegurado que en la D.O.  tienen "muchas mujeres trabajando en las bodegas y muy bien preparadas". Una de ellas es la enóloga de Bodegas Soledad de Fuente de Pedro Naharro, Milagros Romero. Un ejemplo de mujer que desde siempre supo que su vocación iría de la mano de la ciencia.

 

La enóloga asegura que "hay muchas mujeres que trabajan en los laboratorios, lo que pasa es que tienen menos visibilidad porque, a veces, en el nombre final siempre suele aparecer un hombre". "Yo estudié Ciencias Biológicas en la Complutense de Madrid y continué formándome en microbiología en vinos, siempre he tenido muchas compañeras mujeres. De hecho en la carrera éramos mayoría mujeres, pero no hemos tenido la visibilidad que nos merecíamos", asegura Romero. Así, apunta que la ciencia es una actividad que requiere mucho tesón, mucha constancia en los proyectos, y "las mujeres tenemos esa capacidad".

Por ello, Milagros Romeros apunta que decantarse por una carrera de ciencias "fue algo vocacional" porque desde siempre para ella "la naturaleza era muy importante", y le parecían muy asombrosos los procesos que surgen fruto de ella. "Caí además en el mundo del vino porque en mi casa siempre había viñas, y es un mundo con tanto por investigar y descubrir, además al vino siempre le damos un aspecto lúdico pero detrás de él hay mucho que conocer, y me pareció muy interesante seguir investigando el ciclo de la vida, como la vid que también  tiene su ciclo".

Certificación

Además, dentro su trabajo Milagros Romero asegura que el vino es mucho más complejo de lo que parece y tiene que cumplir unos parámetros de calidad. Por ejemplo,  las bodegas tienen que cumplir ciertos requisitos para poder pertenecer a la Denominación de Origen Uclés.

Asimismo, informa de que existen unas entidades externas a las bodegas, de carácter privado, que hacen un examen del proceso, desde la viña hasta que el vino llega a la botella, comprobando que todas las condiciones se cumplen para que ese sea un vino de calidad.

"Todos los sellos de las contraetiquetas de las botellas  vienen avalados por unas certificadores que comprueban que la calidad es correcta", apunta Romero.

Escucha aquí el espacio completo: